News & Blog

Descubre las propiedades y beneficios del Aceite Rosa Mosqueta

Descubre las propiedades y beneficios del Aceite Rosa Mosqueta

El aceite de Rosa Mosqueta es uno de los aceites más populares y del que seguro habrás oído hablar de él. Tiene muchísimas propiedades tanto a nivel cosmético como a nivel terapéutico.


Se extrae de las semillas de un arbusto silvestre de la familia de las rosas (Rosa Moschata o Rosa Rubiginosa). Es una planta originaria de Europa, pero también la podemos encontrar en el sur de los Andes, especialmente en Chile y Argentina.


Está compuesta por algo más de una sexta parte de ácidos grasos monoinsaturados (omega 9), alrededor de tres cuartas partes de ácidos poliinsaturados (omega 6) y aproximadamente un 33% de omega 3. Esto supone un equilibrio perfecto de ácidos grasos esenciales. Además, también encontramos vitamina E y carotenoides (incluido el retinol).


La Vitamina C de la Rosa Mosqueta estimula la producción de colágeno, reduciendo las líneas de expresión y las arrugas del rostro. Sus ácidos grasos mejoran la pigmentación de la piel, su textura y tono. Además, tiene grandes cantidades de antioxidantes por lo que protegen a la piel de los daños externos como el sol, reduciendo las marcas de estrías y las manchas de nuestra piel.


El aceite de rosa mosqueta tiende a enranciarse con facilidad (su vida útil es de 3-6 meses) por lo que conveniente que lo guardes en la nevera. De esta manera conservará todas sus propiedades durante más tiempo.

Propiedades:

  • Regenera y nutre las pieles más desvitalizadas, atenúa las arrugas y previene la aparición de las manchas en la piel.

  • Es ideal para después de la exposición solar puesto que ayuda a minimizar los efectos nocivos de la radiación ultravioleta, gracias a su acción anti-oxidante celular.

  • Tiene acción reafirmante de la piel ya que ayuda a fortalecer y vitalizar el tejido conjuntivo, es decir las fibras de colágeno y elastina, responsables de la firmeza y elasticidad de la piel.

Entre sus numerosos usos encontramos que:

  • Hidrata las pieles envejecidas.
  • Reduce y retarda la aparición de las arrugas.
  • Atenúa las líneas de expresión por la edad.
  • Previene y disimula las estrías por su gran poder hidratante.
  • Tratamiento para cicatrices (ideal para las producidas por quemaduras).
  • Restaura la piel que se ha sometido a radioterapia.
  • Previene de las quemaduras solares.
  • Reduce las cicatrices producidas por el acné.
  • Mejora la dermatitis atópica.
  • Tratamiento de cicatrices quirúrgicas y queloides (después de quitar los puntos de sutura).
  • Tratamiento de úlceras y llagas (por decúbito y vasculares).
  • Tratamiento de la piel seca y eczemas.
  • Puede eliminar manchas en la piel.
  • Masaje perineal durante el embarazo.


Yo utilizo mucho el aceite de rosa mosqueta como peeling facial. Para ello, utilizo una pizca de semillas molidas de rosa mosqueta junto con una cucharadita de aceite vegetal de rosa mosqueta. Después masajeo el rostro con suaves movimientos circulares y retiro con un poco de agua tibia. La piel queda muy hidratada y suave. Tienes que tener cuidado porque el aceite de rosa mosqueta mancha la ropa.


Como ves, la rosa mosqueta es un tesoro líquido del que podemos aprovechar muchas de sus propiedades. Si lo utilizas a menudo en tu piel tendrás como resultado una piel suave, voluminosa y flexible.

Déjanos tu comentario